Apple dice que el problema con la pantalla del iPhone X es normal


A tres días de la locura vivida con el lanzamiento del iPhone X ha llegado el momento de la verdadera prueba de fuego para Apple: la experiencia de uso de sus propios consumidores. Y tal como se temía en los peores escenarios proyectados, comenzaron a surgir varios fallos.
Resulta que el iPhone X no sólo sería extremadamente frágil y susceptible a astillarse ante la menor caída, sino que además el display del terminal estaría presentando ese molesto efecto fantasma de pantalla quemada, que afecta a los gama alta de Android desde hace rato.
La parte más irónica (o indignante) del asunto es que Apple ya ha manifestado su postura oficial sobre este asunto a través de su sitio de asistencia técnica. Confirmando la existencia del problema, pero denotándolo como algo común, para lo que no habría mayor solución que acostumbrarse por el momento:
Si se mira una pantalla OLED fuera de ángulo, es posible que se noten ligeros cambios de color y matiz. Esta es una característica de cualquier OLED y es un comportamiento normal.
Con el uso prolongado a largo plazo, las pantallas OLED también pueden mostrar ligeros cambios visuales. Este comportamiento también es esperado y puede incluir un efecto de “persistencia de imagen” o “pantalla quemada”, donde el displaymuestra una sombra débil de una imagen previa incluso después de que aparece una nueva imagen en la pantalla.
En otras palabras, es algo común y punto. La tecnología TrueTone de Apple ayudaría en parte a calibrar la fidelidad de la imagen de todo lo mostrado en el iPhone X, pero sería insuficiente para superar ese problema nativa de las pantallas OLED.
El rumor ahora es que Apple tendría que lanzar una actualización OTA exclusiva para este terminal que minimice al máximo posible ese efecto.
Pero en cualquier caso el iPhone X empieza a acumular algunos desperfectos.

COMENTARIOS