Graava, una cámara de acción con inteligencia artificial


El sector de las cámaras de acción está cada vez más lleno de propuestas, pero Graava cuenta con una particularidad bastante especial para intentar destacar por encima de tanta oferta: su inteligencia artificial. Gracias a ella y a unos cuantos sensores, este equipo es capaz de seleccionar solo aquello que realmente te interesa, descartando el resto de grabación en la que no pasa nada.

Con el sensor de la cámara, el micrófono, el acelerómetro, el GPS y el del ritmo cardíaco, Graava es capaz de detectar los momentos en los que la escena que está captando es importante o, mejor dicho, diferente al resto de la grabación. Una vez que consultes su memoria, podrás tener acceso a todas esas secuencias destacadas (que por supuesto podrás compartir en las redes sociales), ahorrándote mucho tiempo de búsqueda. Según sus creadores, Graava funciona de esta forma como lo hace nuestro cerebro, quedándose solo con las partes más destacadas para construir nuestros recuerdos y desechando el resto.

En cuanto al resto de sus especificaciones, la cámara cuenta con un tamaño compacto (pesa 60 gramos y mide 65 x 44 x 20 mm) con acabado en color blanco y cuerpo resistente al agua (IP67). Es capaz de grabar vídeo a 1080p a 30 fps, hacer fotos de 8 MP y cuenta con estabilización de imagen. 

En su interior corre un procesador dual core ARM, dispone de WiFi, trae una batería capaz de grabar 3 horas seguidas (a 1080p, sin WiFi activado) y soporta la carga inalámbrica. La aplicación de gestión es compatible tanto con iOS como con Android y puede ser utilizada para emplear Graava como una cámara de vigilancia.

Por el momento Graava solo puede reservarse, comenzando su distribución en el primer trimestre del 2016. Lo bueno al menos es que su precio oficial (399 dólares) se encuentra rebajado hasta el 1 de septiembre, de forma que si te interesa, podrá ser tuya comprándola ya por 249 dólares.

COMENTARIOS