Hackers detuvieron a distancia y en medio de la autopista un Jeep Cherokee


En medio de la autopista, a 112km/hora, primero se enciende solo y al máximo el aire acondicionado, después aparecen fotos extrañas en la pantalla de control, se prende la música a todo volumen y se activan los limpiaparabrisas. Finalmente, cuando ya el conductor aturdido apenas puede seguir conduciendo, se apaga de repente el motor del vehículo, un moderno Jeep Cherokee de 2014

La escena podría ser de una nueva versión rodante de la película Poltergeist, sólo que sucedió de verdad. 

Al volante del carro iba el periodista especializado en tecnología Andy Greenberg, de Wired, que sabía que en algún momento de su paseo por San Louis, en Missouri, algo raro iba a pasar. La advertencia que le habían dado era “pase lo que pase, no entres en pánico”. Mientras, a 16km de distancia, sentados en el sofa del salón de su casa con dos computadoras en el regazo y entre bromas, dos experimentados hackers hacían sus travesuras informáticas, que quedaron registradas en un video publicado en el sitio web Wired. Los hackers, Charlie Miller y Chris Valasek, son investigadores de seguridad de IOActive Labs. “Esencialmente lo que hicimos a través de internet fue tomar el sistema de “entretenimiento e información” y a partir de ahí reprogramamos ciertas piezas del vehículo para poder enviar comandos de control”, le dijo Valasek a la BBC. 



Con la técnica que desarrollaron pueden controlar a distancia el vehículo y hacer, por ejemplo, que el volante gire, que el coche frene de repente o inhabilitar totalmente los frenos. 

También pueden usarla para objetivos de vigilancia: monitoreando las coordenadas de GPS del auto, midiendo su velocidad y marcando su ruta en un mapa. 

Con su investigación, Vasalek quería demostrar que es posible hackear y controlar totalmente un vehículo a distancia.

COMENTARIOS